Mini convierte sus coches en una montaña rusa en esta divertida acción de street marketing

Cuando uno piensa en la marca de coches Mini, seguro que aimages.jpg4 la gran mayoría lo primero que le viene a la cabeza es diversión, y no es de extrañar, la marca lleva tiempo poniendo sus esfuerzos de comunicación en diferenciarse del resto y situarse en un territorio diferente al de la mayoría de los coches. No les hace falta destacar sus cualidades, todos saben que un Mini es un gran coche, pero si a eso le unes que el consumidor lo relacione directamente con algo divertido, alegre y jovial… ¡ya tienen mucho ganado!

Para seguir en esa misma línea, Mini, dentro de la campaña “Not normal”, ha convertido sus coches en una especie de montaña rusa en una acción de street marketing de lo más novedosa y original. La acción, desarrollada en Canadá, llevó a varios afortunados sobre el coche y bien sujetos por las calles canadienses y disfrutando de unas vistas, de la velocidad y toda la diversión que Mini es capaz de dar. Y es que aunque no lo creáis, un coche no sólo es sinónimo de conducción, sino mucho más. O al menos eso es de lo que tratan de convencernos todas las marcas de automóviles.

A ver qué os parece… ¿Creéis que lo está consiguiendo Mini?

¿No creéis que sería una buena acción para Port Aventura?

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=K8DQtskk7UQ

Comparte
X