Halloween: ¿truco o trato?

Hoy es 31 de de octubre e incluso el logotipo de Google ha amanecido, un año más, cubierto de cuervos negros, calabazas, espantapájaros, brujas y fantasmas. Es el particular homenaje del buscador a la noche más terrorífica del año y nosotros queríamos sumarnos.

El término Halloween es, en realidad, una contracción irandesa de All Hallows´Eve, es decir, Víspera de Todos los Santos. La festividad celta de la que deriva marcaba el final del verano y el pistoletazo de salida del otoño, la estación oscura. Durante la noche, los límites entre el mundo de los vivos y el de los muertos, según las leyendas, se hacían difusas, convirtiéndola en el momento más propicio de todo el año para recibir a los espíritus, tanto a los buenos como a los malos, que se creía que regresaban, por una noche, al mundo de la carne.

Curiosamente, esta fiesta, que tiene la muerte como eje principal, coincide con otra importante celebración del mundo prehispánico, la del día de los muertos, que tiene lugar el 1 y 2 de noviembre.

Pero parece que la fiesta de Halloween ha ganado a nuestras tradiciones, en cierta medida, gracias al enorme despliegue comercial y la publicidad engendrada en el cine estadounidense. La imagen de niños norteamerican

os correteando por las oscuras calles con calabazas en las manos, y gritando «Truco o trato» disfrazados de duendes, fantasmas y demonios, pidiendo dulces y golosinas a los habitantes de un oscuro y tranquilo barrio, ha quedado grabada en la mente de muchas personas.

Aun y así nosotros no nos olvidaremos de la Castañada, una fiesta tradicional muy arraigada en Cataluña que se celebra el día de Todos los Santos y dejaremos para el 1 de noviembre la comida en familia en la que se comen castañas, panellets (dulces muy pequeños y redondos elaborados con masa de almendra), boniatos y otras frutas de la época de otoño.

Así que preparemos los caramelos y los panellets para este fin de semana y ¡que disfruteis!

Halloween

Comparte
X